Recortes 8 de marzo, día de la Mujer

8M_MareasEl Gobierno de Aragón ha reducido a la mitad los profesionales que atienden a mujeres víctimas de violencia de género.

Los recortes del Gobierno de Aragón también afectan gravemente a los servicios que se prestan a las mujeres víctimas de violencia de género en Zaragoza, con el consiguiente deterioro a la atención que se presta a éstas y también a sus hijos. Así, desde comienzos del presente año el Gobierno de Aragón ha unificado en uno solo los dos servicios que prestaba en Zaragoza, pasando de trece profesionales a solo seis para atender el mismo servicio, lo que repercute muy negativamente en la atención a las mujeres afectadas por la violencia de género, sin olvidar que muchas de ellas acuden a estos centros con sus hijos menores.

Hasta ahora existían dos centros, gestionados por entidades especializadas:

* Una Vivienda tutelada, con 5 habitaciones (4 dobles o triples en función a las necesidades familiares y 1 individual), atendidas por 7 profesionales: 4 monitoras (contratadas a 40 horas), 1 educadora (30 horas) más una coordinadora (40 horas) y una psicóloga (3 horas a la semana)

* El Centro de Emergencia, con 5 habitaciones (3 dobles, 1 triple y 1 individual) que eran atendidas por 6 profesionales: cinco educadoras más una coordinadora a jornada completa, dado que es un servicio que tiene que realizarse las 24 horas del día de los 365 días del año.

A partir de 2013 ambos servicios se unifican en un denominado Alojamiento alternativo para víctimas de violencia y sus hijos e hijas, creándose un único recurso que tiene 14 habitaciones dobles (8 para centro de emergencia y 7 para larga estancia) que son atendidas por 5 educadoras más una coordinadora. Por tanto, donde antes existían 13 profesionales, ahora hay sólo 6 para atender hasta 28 plazas.

El más por menos con el que el Gobierno de Aragón justifica sus reformas, se muestra absolutamente falaz en el caso de la atención a las mujeres víctimas de violencia de género, convirtiéndose en un puro y mero recorte en una materia tan grave como es la atención a las mujeres víctimas de violencia de género y a sus hijos/as, deshaciendo un servicio que había alcanzado niveles muy altos de calidad y satisfacción.

Marea Naranja en Aragón considera indignante que los recortes sociales afecten también a esta cuestión, en la que el papel de la administración pública es fundamental a la hora de prestar recursos humanos y materiales suficientes. No se puede olvidar que las mujeres, que en muchos casos llegan acompañadas de sus hijos, que acuden a este servicio se encuentren en una situación de vulnerabilidad y deterioro psicológico, necesitan un apoyo continuo que lógicamente con la reducción de profesionales es imposible proporcionar. En su situación, de poco sirve ofrecer un alojamiento si no se complementa con un adecuado apoyo profesional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s